En un lugar de la Vía Láctea…

Imagine standing on the surface of the exoplanet TRAPPIST-1f. This artist's concept is one interpretation of what it could look like.Recreación artística de la posible superficie de Trappist-1f. NASA

A estas alturas todos conoceréis la noticia: se ha encontrado una estrella más allá de nuestro Sistema Solar con siete planetas parecidos a la Tierra entre los que podría haber alguno habitable. Pero puede que se os hayan escapado algunos datos:

¿Por qué se llama Trappist-1?

En realidad el nombre de la estrella, una enana roja, es 2MASS J23062928-0502285.  ¿Terrible, verdad? Trappist viene del Transiting Planets and Planetesimals Small Telescope, el telescopio situado en Chile que usaron los científicos belgas que descubrieron los tres primeros planetas del sistema. Lo curioso es que “trappist” también significa trapense, o lo que es lo mismo, relativo a la orden monástica de la Trapa. Los señores monjes trapenses entre otras cosas hacían cerveza y seis de los monasterios que actualmente fabrican cerveza trapense están en Bélgica. Es decir, en el país de varios de los científicos que detectaron este sistema exoplanetario. De hecho, durante el anunció del descubrimiento uno de los investigadores bromeó diciendo que había pensado en poner a los exoplanetas nombres de cerveza (en lugar de b, c, d, e, f, g, h). Ahí lo dejo…

¿A qué distancia está de nosotros?

Vale, sí, a 40 años luz, seguro que lo habéis leído. ¿Pero cuántos kilómetros es eso? ¿O acaso vosotros calculáis en años luz la distancia que hay entre Madrid y Albacete? Un año luz es la distancia que recorre la luz en un año a una velocidad de casi 300.000 km/s. Redondeando, un año luz son 9,46 billones de kilómetros, y si multiplicamos por 40, Trappist-1 se encuentra a la friolera de 378,4 billones de kilómetros. Lo que se dice un paseo, vamos. Para que os hagáis una idea, la Estación Espacial Internacional (ISS) orbita a unos 400 kilómetros sobre la Tierra y la Luna se encuentra a unos 384.000 kilómetros de nuestro planeta. Marte, adonde algún día aspiramos a mandar astronautas, está a 56 millones de kilómetros de la Tierra  en el punto más cercano de sus órbitas.  Con la tecnología actual las misiones que han ido al Planeta Rojo han tardado una media de unos 200 días en llegar. Así que por ahora, ni soñar con llegar hasta nuestros planetas primos. 

¿Un paseo interplanetario?

All seven planets discovered in orbit around the red dwarf star TRAPPIST-1 could easily fit inside the orbit of Mercury, the innermost planet of our solar system. In fact, they would have room to spare. TRAPPIST-1 also is only a fraction of the size of ou

Las órbitas de todos los planetas de Trappist-1 se encuentran más cerca de su estrella que Mercurio del Sol (57,9 millones de kilómetros). Pero como Trappist-1 es una estrella fría en algunos de esos planetas la temperatura podría ser lo suficientemente fría como para albergar agua líquida, aunque todavía es pronto para confirmar ese dato imprescindible para la posible existencia de vida.

Además de estar muy cerca de su estrella, los planetas descubiertos también se encuentran muy próximos unos de otros. Tanto, que si una persona estuviese sobre la superficie de exoplanetas5uno de esos planetas podría ver a sus vecinos incluso más grandes de lo que vemos la Luna desde la  Tierra y llegar a distinguir sus montañas y nubes.

Los artistas de la NASA se han imaginado como sería hacer un viaje entre los planetas de este sistema y contemplar el resto desde la ventana de de un transbordador y lo han plasmado en este maravilloso póster de aire retro.

¡Qué nunca se ponga el sol!¡Qué no acabe la noche!

Seguro que más de una vez has deseado poder alargar el día, o que no se acabe una noche de fiesta… Pues eso podría ocurrir en estos famosos exoplanetas. Es probable que estén vinculados a su estrella por fuerzas de marea, lo que significaría que siempre habría una cara oculta, como ocurre con la Luna respecto a la Tierra. Así que en la mitad del planeta siempre sería de día y en la otra habría noche perpetua, ¡a gusto del consumidor! Lo malo es que eso complicaría un poco la habitabilidad, ya que habría intensos cambios de temperatura entre ambas partes y fuertes vientos.

Algunos LINKS útiles si queréis saber más:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s